Brujas-Meigas

Superchería para algunos, cultos paganos, historia o leyendas, las meigas están presentes en la cultura gallega y por supuesto, compostelana. Icono recurrente en la imaginería y recuerdos para los visitantes o peregrinos. Para otros, los creyentes, son sujetos reales o entes externas de las que hay que protegerse con conjuros, rezos y labores.


Meigas en tiendas de recuerdo

En algunos casos, como con muchas manifestaciones de la cultura y las tradiciones populares, se ha perdido el origen pero se conserva la tradición, como muestra el ritual de la llegada del solsticio de verano (vísperas del 24 de junio) de la noche de San Juan en que se salta después de las 12 de la noche para con ello alejar los malos ojos o hechicerías.

Se las concibe y representa como viejecillas semejantes a todas las malvadas hechiceras de cuentos de hadas. En muchas aldeas eran (son) consideradas como las causantes de sucesos fatídicos, desgracias inesperadas y muertes.

En muchos comercios de recuerdos de Santiago se vende toda suerte de objetos relacionados con la presencia de las meigas en Galicia: rezos, conjuros, estampas, pequeñas brujitas para alejar los malos ojos, favorecer el éxito laboral, protegerse la salud o tener suerte en el amor.